Formas para ahorrar agua

Las Mejores Formas Para Poder Ahorrar Agua

El agua es uno de los recursos naturales más valiosos con los que contamos, no solo nosotros, sino los seres vivos en general.

Ya que, el consumo de este líquido puede casi equipararse a mantenernos vivos, siendo un elemento fundamental en nuestro día a día y que no podemos dejar de consumir.

Sin embargo, es un recurso tan valioso que no es renovable, ya que no hay forma, al menos hasta el momento cuando se redacta este artículo, de crear agua totalmente nueva, pura y con todos los componentes iguales a la que podemos encontrar en la naturaleza.

Por lo tanto, cuidar del agua es fundamental, ya que tarde o temprano se nos puede terminar y definitivamente, no podemos desperdiciar ni una gota.

Además, que, por circunstancias varias en nuestra vida, puede que en algún punto se nos corte el servicio de agua potable.

Ya sea porque se nos olvidó pagar la factura o porque hubo alguna avería en el sistema de tuberías, siendo esta una situación que nos obliga a ahorrar a fuerza para no malgastar el agua que tengamos en lo que nos reestablecen el servicio.

Claro está, que no debemos esperar a que nos falte el agua para ahorrarla, deberemos empezar desde ahora para cuidar este recurso tan valioso.

Si no conoces las mejores formas de ahorrar agua, aquí te las diremos.

Formas de achicar el agua para menos consumo

Para poder reducir nuestro consumo de agua para cuidar el medioambiente y también, para cuidar nuestro bolsillo.

Ya que mientras más agua gastemos diariamente, más alta llegará nuestra factura y ahí sí que nos preguntaremos por qué no ahorramos cuando tuvimos la oportunidad.

Bien, la primera manera de ahorrar agua es ser conscientes de lo valiosa que es el agua y que no la estás ahorrando por capricho o avaricia, sino por ser un ciudadano sensato e inteligente que conoce los riesgos de un mundo sin agua y las consecuencias a mediano y largo plazo de no conservarla.

Luego, tomar duchas rápidas serán más beneficiosas para el ahorro de agua que los baños largos.

Ya que, la cantidad de agua que se gasta en un baño es altísima, y si podemos reducir el tiempo que tardamos, también reduciremos proporcionalmente la cantidad de agua que gastamos y, por lo tanto, ahorramos más.

Sin salir del baño, tocamos el tema de los grifos o llaves, mientras no necesitemos hacer uso del agua que de allí sale, es mejor cerrarlos, como, por ejemplo, cuando nos enjabonamos o cuando nos estamos cepillando los dientes. Ambas ocasiones son perfectas para cerrar el grifo y evitar el malgasto del agua.

Si contamos con un lavavajillas, evitaremos a toda costa el enjuagar los platos o los trastes en general, para después acabar metiéndolos allí, ya que habremos malgastado agua de una manera bastante irresponsable y totalmente prevenible.

En la cocina, para prevenir gastar agua de más al momento de lavar ollas con manchas de comida bastante adheridas a la superficie, lo más inteligente sería dejarlas remojar un rato hasta que las manchas sean más fáciles de quitar y así no usar tantísima agua tratando de quitarlas.

Para lavar las frutas o verduras también podremos ahorrar si lo hacemos llenando un recipiente con agua y lavándolas allí, en lugar de dejar el chorro fluyendo todo el tiempo.

Por otra parte, también deberemos estar frecuentemente revisando el estado del sistema de agua de nuestra casa y nuestro tanque, en caso de que tengamos claro está, para así arreglar las fugas tan rápido como las detectemos y evitar que se pierda agua de esa manera.

Esas fueron unas cuantas maneras de ahorrar agua, claro que existen muchas más, pero poniendo esas en práctica lograrás ayudar al medioambiente.

Cómo ahorrar agua para niños

Si queremos que los más pequeños de la casa se sumen a la causa de cuidado y preservación del agua, lo primero que deberemos hacer es explicarle, no de una manera muy complicada para que puedan entenderlo, sobre lo importante que es el agua para ellos, para los animales, las plantas y para el mundo en general.

Ellos entenderán que es realmente importante y que deben proteger el agua y aquí surge la duda, ¿qué pueden hacer ellos?

Pues muchas cosas claro está, pero, para hacerlo algo más atractivo para ellos, lo que puedes hacer tu como padre o tutor, es convertir el ahorrar agua en algo entretenido.

Como, por ejemplo, dejar un par de cubetas afuera de casa cuando llueva y, cuando cese, diles a tus niños que recojan las cubetas para regar las plantas cuando estas lo necesiten y les puedes enseñar esa forma tan simple pero eficaz de cuidar el agua.

Cuando se estén cepillando los dientes, en algún momento tendrán que cerrar el grifo, entonces enseñarle quizá una canción o algo para que le indique que puede volver a abrir el grifo.

Lo mismo a la hora de ducharse.

Puedes dejar una llave abierta para enseñarle que cuando vea una llave abierta, la debe cerrar.

Con pequeñas cosas puedes hacer que tus hijos cuiden del agua.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestro sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario    Configurar y más información
Privacidad