falso-rico

¿Cómo Identificar A Un Falso Rico?

Descubre Un Falso Rico Con Estas Señales

No existe un único indicio que sirva para identificar a todas esas personas que se hacen pasar por ricas pero que en realidad no lo son.

Por lo general, estas suelen presentar un conjunto de comportamientos que las identifican y todos ellos suelen girar en torno a demostrar que viven en unas condiciones superiores a las que realmente tienen.

Los verdaderos ricos, en cambio, no suelen ocupar su tiempo en esto. Ellos, por el contrario, se mantienen concentrados en el trabajo, el ahorro y la inversión de su dinero para incrementar su riqueza.

Ya saben que son ricos y los demás también lo saben. Entonces… ¿Qué tendrían que demostrar? Además, entienden claramente que la ostentación no les lleva a ningún lado.

Entienden que podrían quedar expuestos de una manera muy negativa ante la mirada de estafadores, ladrones e incluso secuestradores, pudiendo poner en riesgo su patrimonio y hasta su vida y la de sus seres queridos.

A continuación, te nombramos las señales a las que debes prestar atención si quieres saber si alguien que dice ser rico no lo es..¡y es en realidad un farsante!:

BUSCAN CONSTANTEMENTE VALIDACIÓN POR PARTE DE LOS DEMÁS

¿Cuántas veces nos hemos cruzado físicamente con personas a las que les encanta ostentar su vida, sus lujos y demás bienes caros que poseen?

¿O tenemos contactos en las redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram, donde se la pasan mostrando sus vacaciones en distintos lugares del mundo o tomando fotos al nuevo vehículo que se compraron?

Los falsos ricos buscan presumir su riqueza para generar una impresión en quienes los rodean, buscando constantemente validación.

No es que esté mal buscar la aprobación de los demás ya que es un sentimiento muy humano, pero lo que suele suceder en estas personas es que este tipo de comportamiento se vuelve excesivo.

Cuando la necesidad de aceptación se vuelve algo frecuente indica que algo no está bien dentro de uno mismo. Los ricos verdaderos, por lo general, no buscan impresionar a nadie ya que suelen tener un perfil bastante bajo.

Así que, si te topas con alguien que hace esto, comienza a sospechar.

Probablemente esté intentando armar un personaje ante ti..¡y está buscando que te lo creas!.

HABLAN DE DINERO LA MAYOR PARTE DEL TIEMPO

“Dime de qué alardeas y te diré de qué careces”, dice el famoso dicho.

Presta atención al tiempo que malgastan en hablar de dinero y demostrar lo mucho que poseen: sus riquezas, el automóvil que conducen y los demás bienes que han comprado en los últimos tiempos.

Tiempo y dinero

Sus temas de conversación son escasos y casi siempre buscan hablar de lo mismo, del dinero. Cuando esto sucede, desconfía.

Los falsos ricos hablan mucho pero emprenden poco.

NO TIENEN AHORROS

Un falso rico rara vez mantiene algo de dinero por mucho tiempo en una cuenta bancaria.

Cada peso, dólar o euro invertido lo utilizan para conservar su imagen y así evitar que se deteriore la percepción que los demás tienen de su apariencia.

Ahorro

Tampoco cuentan con un colchón de seguridad que les posibilite en el futuro, ante la ocurrencia de ciertos imprevistos e infortunios, hacerle frente a estas situaciones con comodidad.

El derroche de dinero que realizan puede ser espectacular a tal punto que terminan severamente endeudados.

Los ricos verdaderos no gastan tanto, buscan ahorrar para obtener ganancias a largo plazo.

TIENEN MUCHAS DEUDAS

Los ricos detestan las deudas, les huyen. Buscan comprar siempre al contado ya que saben muy bien que las opciones de financiamiento terminan siendo más costosas.

Evitan a su vez el uso de tarjetas de crédito siempre y cuando no sea para utilizar ese dinero en algo más productivo a futuro, obteniendo más beneficios financieros.

Pero si estás ante una persona que se encuentra endeudada hasta el cuello, entonces definitivamente no estás hablando con alguien precisamente rico.

Presta atención a los gastos excesivos que realizan y al nivel de endeudamiento que tienen y notarás rápidamente la mentalidad de riqueza o de escasez que realmente poseen.

PIENSAN SÓLO A CORTO PLAZO

Para lograr el éxito hay que trabajar duro. Esto es algo que los falsos ricos desconocen: piensan en ganarse las cosas de la forma más fácil posible.

Concentran su atención en, por ejemplo: premios, en ganar la lotería o en sacar ventaja de los demás.

Para ellos esta es la única forma de salir adelante y lograr el éxito en la vida.

Piensan en esforzarse poco y lograr sus metas rápidamente.

Se enfocan siempre en el corto plazo.

La verdad es que definitivamente este no es el camino correcto.

La realidad es muy dura y los ricos saben muy bien que para ganarse las cosas debe haber esfuerzo, capacitación y mucho ingenio detrás.

También son sumamente perseverantes, no son conformistas y no se dejan bajar los brazos fácilmente ya que saben que las cosas buenas tardan en llegar.

Es por eso que los ricos verdaderos se enfocan en el largo plazo.

SE ENFOCAN EN COMPRAS MINORISTAS

Este tipo de comportamiento suele denominarse también “compra al detal” y significa que lo que se busca es adquirir productos por unidad.

El verdadero comportamiento de riqueza debe manifestar una mentalidad de abundancia y esto debería verse plasmado en la inexistencia de mezquindad.

Quienes tienen verdadera mentalidad de riqueza piensan a lo grande, son generosos y por eso buscan siempre comprar bien, pero no por exagerados u ostentosos, sino porque piensan en positivo, creen en el crecimiento y son sumamente generosos.

No tienen miedo de perder porque viven pensando en abundancia.

Los ricos compran al por mayor y evitan pérdidas de tiempo adquiriendo bienes de consumo de manera repetitiva.

Saben muy bien que el tiempo es sagrado y deben utilizarlo de la manera más productiva posible.

Son ingeniosos ya que también conocen con certeza el ahorro que esto les puede generar.

Cuando alguien afirma tener mucho dinero, pero a su vez pasa su vida gastando lo menos posible, deteniéndose excesivamente en compras pequeñas, significa que probablemente estamos ante una persona mezquina, pero a su vez, ante un falso rico.

SIEMPRE TIENEN UNA EXCUSA PARA NO TENER QUE PAGAR

Ser tacaño, como bien ya dijimos, es una característica propia de estos individuos.

Poseen tantas inseguridades y miedos a las pérdidas económicas que siempre intentarán quedarse con la mayor cantidad de dinero posible en sus bolsillos.

Desconocen las verdaderas estrategias de crecimiento económico y eso se ve plasmado en sus comportamientos.

Otras conductas en la que suelen caer son: posponer el pago de las deudas, intentar quitarse de encima a los acreedores y demorar mucho en el pago de sus obligaciones.

Todas estas en general son fuertes señales a las que debes prestarles atención.

LES ENCANTA COMPARARSE Y SENTIRSE SUPERIORES A LOS DEMÁS

Otras actitudes como la ostentación de grandes fajos de billetes (que llevan en su maletines o bolsillos del pantalón), la organización de grandes fiestas públicas y caras en yates para ser expuestas en las redes sociales, entre otras, son también propias de personas de las que podrías desconfiar.

Muchas veces lo que buscan es impactar en el público y formar una imagen irreal en los demás para sentirse admirados.

Buscan alardear un modo de vida.

Los psicólogos afirman que la constante exhibición de superioridad es en realidad un complejo de inferioridad encubierto, indica falta de autoestima y  esto es lo que justamente hacen los falsos ricos.

Muestran más bien el deseo que tienen a las otras personas, cuando su realidad lamentablemente dista mucho de eso.

ENVIDIAN A LOS DEMÁS

Los ricos tienen menos opciones para ser envidiosos. Los que realmente lo son pasan su tiempo trabajando, ocupados en ideas y proyectos productivos. Son personas positivas.

Los falsos ricos, en cambio, envidian la riqueza de otros.

Este tipo de sentimiento tan desagradable lamentablemente no les conduce al éxito, sino más bien, los hunde más en la negatividad.

En consecuencia, tienden al estancamiento en sus vidas, ya que ocupan demasiado la atención en los demás y a su vez, para su desgracia, esto los aleja más de la verdadera abundancia financiera.

SON PRESUMIDOS Y ASEGURAN CONOCER A MUCHAS PERSONAS IMPORTANTES

Los individuos seguros de sí mismos no necesitan jactarse de que han conocido o conocen a personas exitosas.

Sin embargo, los falsos ricos sí suelen hacerlo ya que son inmaduros y tienen importantes problemas de autoestima.

Los millonarios verdaderos, en cambio, suelen ser gente segura de sí misma y a la vez, son muy discretos. No buscan impresionar a conocidos, amigos y familiares.

Se rodean de gente importante, sí….pero no pierden el tiempo en convencer a los demás de quienes son. Es algo incluso normalizado en ellos por lo que no existen complejos de inferioridad en cuanto a su imagen pública.

SE ENFOCAN DEMASIADO EN LA PERCEPCIÓN DE LA MARCA Y NO EN LA CALIDAD

Muchos ricos falsos viven obsesionados por la marca dejando en segundo plano la calidad o utilidad.

Viven enfocados en aparentar, por eso casi siempre buscarán que las otras personas puedan apreciar que están usando una marca de prestigio.

Les encanta el lujo excesivo.

No son auténticos, ni se centran tanto en la calidad y comodidad como lo hacen otras personas, entre ellos muchos millonarios.

Este tipo de personas están tan enfocados en la apariencia, que muchas veces se olvidan de que se pueden adquirir buenos objetos de valor, pero que no necesariamente tienen por qué ser de una marca glamorosa y de primer nivel.

PRESUMEN SUS IDEAS Y PLANES

Por lo general, no suelen realizar el esfuerzo suficiente para llevar a la practica sus ideas, simplemente se quedan en ellas y no dan un paso más allá.

Los ricos verdaderos, en cambio, no se jactan de sus planes e ideas de negocios, mantienen la cabeza ocupada en la humildad, en el trabajo duro y piensan frecuentemente en idear nuevas formas de obtener ganancias.

“Ver para creer” es lo que a ellos les interesa. 

Los verdaderos ricos entienden que las palabras no tienen valor por si solas sino se llevan a la práctica.

CAMBIAN SU AUTOMÓVIL FRECUENTEMENTE

El hecho de adquirir vehículos deportivos demasiado costosos y lujosos es otra de las costumbres típicas que tienen.

Presta atención a esto. Para muchos de ellos, es central comprar vehículos que sean lujosos, de últimos modelos y de buenas marcas como por ejemplo, un Audi o un Porsche.

Pasear por las calles del vecindario, realizar compras en el centro de la ciudad, visitar casas de amigos..todo esto siempre arriba de su automóvil de lujo.

¡Como para que se entere todo el mundo!…¿No es un poco raro?.

Mantente atento porque muchas veces estos coches no son propios sino que podrían haber sido tomados prestados o alquilados en una empresa de vehículos simplemente para fanfarronear.

Muchos suelen hacer esto. Hay personas que les creen y otros que no. Nosotros, desde nuestra convicción, desconfiamos de la supuesta riqueza que aparentan.

SIEMPRE TIENEN EXCUSAS DE POR QUÉ FRACASÓ SU PROYECTO ANTERIOR

Jamás querrán ser dados por vencidos, esto les es realmente humillante.

Por ello, cuando conversen y se les pregunte qué sucedió en su anterior proyecto que no han podido continuar inventarán todo tipo de afirmaciones difíciles de comprobar, para que su imagen quede siempre ahí arriba.

Ya sabes, excusas tales como circunstancias ajenas a su voluntad porque  les resulta sumamente difícil mostrar a los demás sus puntos débiles.

Frases como: “La culpa fue de..”, “Sucedieron ciertos imprevistos en la empresa..”, etc. Siempre buscarán justificar sus fracasos de manera tal que puedan quedar bien parados.

CARECEN DE BUENOS MODALES

La buena educación es propia de las personas ricas como así también los buenos modales. Entienden que la humildad, la honradez y los buenos comportamientos sociales son clave para el éxito.

Ningún rico verdadero e inteligente busca faltarle el respeto a los demás, ser soberbio o hacer actos que lo deje mal parado.

Estos comportamientos pueden ser propios de personas con mentalidad de gran inmadurez pero no de verdadera riqueza.

Para ellos, la buena imagen ante los demás es fundamental ya que de no cuidarla podrían perderse muchas oportunidades de negocios.

La fanfarronería y la indiscreción en general llevan al disgusto de parte de los demás hacia la persona que tiene estas actitudes y, en consecuencia, rompe lazos que a futuro podrían significar una gran ayuda ante situaciones de urgencia o de desgracia, por ejemplo.

Los ricos verdaderos se encargan de construir y mantener lazos sanos y fuertes con las demás personas, ya que saben muy bien que el camino del éxito no sólo depende de ellos sino también de las relaciones productivas que formen con los otros.

DESPRECIAN EL RECICLAJE

El hecho de reutilizar y reciclar es un signo de pobreza para muchos falsos ricos.

Por eso notarás que cuando uno les intenta sensibilizar sobre estos temas tenderán a asombrarse e incluso podrían sentir vergüenza.

Muchos te podrían decir: “¿Como voy a hacer eso?, yo no soy un indigente que necesita reutilizar cosas viejas o gastadas”.

Sentirán pánico de que las demás personas piensen que son pobres y que por eso, necesitan reutilizar y reciclar sus productos.

La verdad es que estos hábitos son en realidad propios de gente inteligente, educada, que tiene consciencia del cuidado del medio ambiente y comprenden que todas estas acciones les permite además ahorrar dinero, un factor clave para la acumulación de la riqueza.

Las personas ricas, lo son porque tienen mentalidad de éxito y obviamente son inteligentes, por lo cual entienden que estos comportamientos no constituyen un motivo de vergüenza sino más bien un ejemplo de sabiduría.

¿Te has cruzado con alguien que afirma poseer mucho dinero pero a su vez presenta algunas de estas características en su personalidad?.

¿Coincides con nuestra visión sobre los falsos ricos? ¿Qué piensas al respecto?.

Si lo deseas, a continuación puedes dejarnos tu opinión o las preguntas específicas que desees en la sección de Comentarios y te las responderemos a la brevedad.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestro sitio web usa cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario    Configurar y más información
Privacidad